FMRI y Síndrome de Down

La Fundación Martínez Ruiz de Irús concede becas a niños con Síndrome de Down, para contribuir a su desarrollo personal. Tratamientos de logopedia individual o en pareja, y clases de natación grupal ayudan a dicha evolución positiva y se encuentran entre nuestras principales metas.

El síndrome de Down es una alteración genética que se produce por la presencia de un cromosoma extra (el cromosoma es la estructura que contiene el ADN) o una parte de él. Las células del cuerpo humano tienen 46 cromosomas distribuidos en 23 pares. Uno de estos pares determina el sexo del individuo, los otros 22 se numeran del 1 al 22 en función de su tamaño decreciente. Las personas con síndrome de Down tienen tres cromosomas en el par 21 en lugar de los dos que existen habitualmente; por ello, este síndrome también se conoce como trisomía 21.

El síndrome de Down no es una enfermedad. El efecto que la presencia de esta alteración produce en cada persona es muy variable. Lo que sí podemos afirmar es que una persona con síndrome de Down tendrá algún grado de discapacidad intelectual y mostrará algunas características típicas de este síndrome. Las personas con síndrome de Down muestran algunas características comunes pero cada individuo es singular, con una apariencia, personalidad y habilidades únicas.

Los síntomas del síndrome de Down varían de una persona a otra y pueden ir de leves a graves. Sin importar la gravedad de la afección, las personas con síndrome de Down tienen una apariencia ampliamente reconocida.

Los signos físicos comunes incluyen: disminución del tono muscular al nacer, exceso de piel en la nuca, nariz achatada, uniones separadas entre los huesos del cráneo (suturas), pliegue único en la palma de la mano, orejas y boca pequeñas, ojos inclinados hacia arriba, manos cortas y anchas con dedos cortos o manchas blancas en la parte coloreada del ojo (manchas de Brushfield).

El desarrollo físico es a menudo más lento de lo normal. La mayoría de los niños que tienen síndrome de Down nunca alcanzan la estatura adulta promedio. Los niños también pueden tener retraso del desarrollo mental y social. Los problemas comunes pueden incluir: comportamiento impulsivo, deficiencia en la capacidad de discernimiento, período de atención corto, aprendizaje lento…

Si acabas de recibir un diagnóstico de Síndrome de Down, o crees que tu hijo presenta los síntomas, ponte en contacto con la Fundación Síndrome de Down de Madrid (FSDM) y ellos te pondrán dar información útil, orientarte o ponerte en contacto con otras familias que se encuentran en vuestra misma situación.

 

Web: www.downmadrid.org

E-mail: contacta@downmadrid.org 

Teléfono: +34 91 310 53 64

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *